Cake Balls Navideñas de coco + tutorial para decorarlas

Publicado el 14 diciembre, 2013 en Bocaditos
Sé que empiezo un poco tarde con las ideas para Navidad… lo siento… Tuve la mejor intención de empezar antes a publicar propuestas para estas Fiestas, pero el tiempo se me fue volando, y entre una y otra cosa, no he podido empezar antes. Y lo lamento, porque tengo en mente varias ideas que no me va a alcanzar el mes de diciembre para compartirlas… Pero bueno, viéndolo por el lado positivo, ya tengo una lista de cosas para las navidades de 2014, ¿no?

Y hoy voy a empezar con unas Cake Balls Navideñas de coco.

 
¿Te acuerdas de los cake pops que preparé para Halloween? Pues ahora son algo parecido, pero sin palito. Las Cake Balls son nada más y nada menos que bolitas de tarta.
 
Estas Cake Balls intentan imitar a las bolitas del árbol de Navidad. Me parecen una original opción para adornar la mesa en la cena de Navidad, pues después te puedes dar el gusto de deleitarlos junto a tus invitados. ¿Qué te parecen? 
cake-balls-navidad2


Para la receta, he utilizado restos de bizcocho. Cuando hago alguno y me sobra, lo congelo de inmediato, y se mantiene perfectamente. Y he utilizado Swiss Meringue Buttercream (SMBC) que me sobró de esta receta, y que también congelé para aprovechar en ocasiones como ésta. Como dice mi amiga Aissa: “en esta casa no hay perro”, así que nada se tira, (y en la mía todo se recicla jejejejeje!!).

Vamos con la receta:

CAKE BALLS NAVIDEÑAS DE COCO

Ingredientes:

– 150 gramos de bizcocho
– 2 cdas. colmadas de SMBC
– 1 cda. colmada de coco rallado
– 250 gramos de chocolate blanco

Para decorarlos:

– colorantes para chocolate
– fondant
– purpurina comestible color rojo
– colorante en polvo color oro
– colorante en polvo blanco satinado o nacarado

Para la glasa:

– 1 clara de huevo
– 200 gramos de azúcar glas (azúcar impalpable)
– 1/2 cdta. de zumo de limón (jugo)

Utensilios:

– palitos de cake pops
– rodillo
– cortador forma de copo de nieve
– cortador forma de hoja de muérdago
– tijeras

PREPARACIÓN:

Desmenuzamos bien el bizcocho hasta que quede todo desmigado. Agregamos las dos cuchadaras de Swiss Meringue Buttercream y el coco rallado, y unimos la mezcla hasta que quede todo integrado.
 
Formaremos ahora unas bolitas, armándolas con las manos, como haces con las albóndigas. Rueda bien las bolitas entre tus dos manos para que quede bien redonda y sin relieves del bizcocho.
 
Aparte, derrite a baño María el chocolate blanco, o bien en el microondas, en cuyo caso deberás derretirlo en 3 o 4 fracciones de 30 segundos. Entre fracción y fracción, saca el chocolate del horno  y revuelve, para evitar que el chocolate se queme.
    
Ahora moja la punta de los palitos en el chocolate derrito, e introdúcelo en el medio de cada bola.
 
A continuación, deja las bolitas en la nevera (heladera, frigo) por dos horas como mínimo hasta lograr que no sólo se enfríe el chocolate, sino que también las bolitas endurezcan. Si prefieres adelantar este tiempo, puedes meterlos al congelador por media hora.

En la siguiente figura te enseño el paso a paso básico para elaborar los “cake pops”, pero en este caso, y hasta este momento, nos quedaremos en el punto 3.

Mientras tenemos las cake balls en la nevera, vamos a hacer los botones del colgante y a preparar la glasa para decorar las cake balls.

 
Primero, los botones de colgar las bolitas:
 

 

Teñimos un poco de fondant de color amarillo y hacemos un bastoncillo de 1 cm de diámetro, amasando y estirando con las dos manos sobre la mesa. 
 
Con un cuchillo, cortamos el bastoncillo en pequeños trozos de 1 cm de largo, y luego suavizamos los bordes con nuestros dedos, para alisarlos hasta formar unos pequeños cilindros.
 
Aparte, estiramos unas tiritas finitas, también con ayuda de nuestras manos sobre la mesada, o bien entre las dos palmas de nuestras manos. Las cortamos, y pegamos con agua (y con la ayuda de un pincel fino) sobre los cilindros. Ahora dejamos secar unos minutos.
 
Y para darle el toque dorado, pincelamos los botones de colgar con colorante en polvo color oro. Y los reservamos.
 
Por otro lado, preparamos la glasa. En un bol, mezcla con ayuda de una batidora de alambre la clara de huevo con el azúcar glas y la media cucharadita de limón. Mezcla (sin batir) hasta lograr que se integren los ingredientes en una pasta complemente homogénea. La consistencia final es parecida a la de la pasta de dientes. Reserva la glasa cubierta con un papel film, o directamente dentro de la manga con la que vayas a decorar. Si prefieres esta última opción, asegúrate de cerrar con una pinza la abertura de la manga, a fin de evitar el contacto con el aire, pues la glasa se secará. 
 
Cuando ya han pasado dos horas aproximadamente tras haber colocado los cake pops en la nevera,  vuelves a derretir nuevamente el chocolate, de acuerdo a las instrucciones indicadas más arriba para evitar que se queme.
 
Ya derretido, introduce una a una cada bolita (foto Nº4 de la figura anterior), y gira sobre el chocolate hasta cubrir toda la superficie. Cuando esté totalmente cubierta, golpea el palito sobre el borde del bol, para que caiga el exceso de chocolate, a la vez que vas girando el palito con tu dedo pulgar e índice, de modo que el chocolate se vaya alisando sobre la bolita. Si quieres, puedes ver el video tutorial que hizo mi pequeña sobre este paso.
 
Para la bolita de purpurina:
 
 

Pasados dos minutos, esparce purpurina sobre toda la superficie de la bolita hasta cubrir totalmente el chocolate blanco.

 
Ahora, vamos a decorar con la glasa. En este caso, yo he utilizado una manga descartable a la que le he cortado apenas la punta para lograr un delineado fino. También puedes usar una boquilla Nº 1, o hacer una manga con papel vegetal. Recuerda siempre evitar que la glasa de la manga tome contacto con el aire. Cierra la parte superior de la manga con una pinza, y coloca un palillo en la punta de salida para evitar que la glasa se seque mientras no la usas.
 
La decoración con glasa, a tu gusto y creatividad. 
 
Pincha ahora el palito de tu cake ball decorada sobre una base de porexpán (telgopor) hasta que se seque la glasa, que puede tardar una media hora. 
 
Una vez que la decoración de la glasa está seca, con la ayuda de unas tijeras, retira la cake ball del palito. Con la tijera empuja hacia arriba, y con tu otra mano empuja suavemente el palito hacia abajo. Y listo, con la misma tijera, deja tu cake ball en el plato. 
 
Por último, pega con glasa el botón del colgante que hicimos con el fondant.
 
Para la bolita con el muérdago:
 
 

Repetimos. Pasamos cada bolita por el chocolate derretido hasta cubrirla completamente. Y pasados 5 minutos, repetimos este paso. Y te preguntarás ¿es necesario pasarlo dos veces por el chocolate? Y la respuesta es que, si bien no es imprescindible, la doble cobertura de chocolate dará alisado a la superficie de la bola, lo que te asegurará que esté más prolija y bonita.

 
Ahora es el turno de hacer el muérdago, aunque puedes hacerlo antes, por supuesto. Para ello teñimos fondant de color verde y rojo (o lo compras directamente de cada color). Con un rodillo, estiramos el fondant verde hasta un espesor de 2 mm aproximadamente. Con un cortador de muérdago, cortamos las hojas. Y con el fondant rojo, hacemos pequeñas bolitas.
 
Sobre las bolas cubiertas con chocolate y sin que éste se haya endurecido, pegamos un par de hojas de muérdago, y en el centro tres bolitas rojas, y en la parte superior el botón del colgante.
 
Ahora pinchamos cada bolita en el porexpán hasta que se enfríe completamente el chocolate. Una vez frío, repetimos el procedimiento con las tijeras para separar la bola del palito, y colocamos sobre el plato.
 
Para la bolita con copo de nieve:
 
 

Vamos a estirar primero un poco de fondant blanco, y haremos los copos de nieve con ayuda de un cortador con esa forma. Luego, con la ayuda de un pincel, pasaremos una capa de colorante en polvo blanco satinado o nacarado para darle brillo. Si no tienes el cortador con esta forma y quieres ahorrar, puedes darle la forma de copo de nieve con la glasa, delineando las seis puntas. En mi próximo post te enseñaré cómo.

 
En este caso, debemos teñir el chocolate blanco de color azul. Para ello, es imprescindible utilizar colorante apto para chocolate. No sirven los colorantes comestibles comunes, ni lo intentes. Yo hice la prueba, y aunque no sé cuál es la razón química, el resultado es que el chocolate se vuelve denso casi duro. Por tanto, imprescindible el colorante para chocolate. Yo he usado el de la marca Wilton.
 
Una vez teñido el chocolate, pasamos cada bolita hasta cubrirla totalmente. Y pasados 5 minutos, volvemos a cubrir con una segunda capa de chocolate.
 
Cuando hayan pasado un par de minutos, pega sobre cada bolita tres copos de nieve alrededor, y encima, el botón del colgante.
 
Ahora pinchamos cada bolita en el porexpán hasta que se enfríe completamente el chocolate. Una vez frío, repetimos el procedimiento con las tijeras para separar la bola del palito, y colocamos sobre el plato.
 
Para la bolita verde y oro:
 
 
 
Para esta bolita, necesitamos teñir el chocolate de color verde, y para eso agregaremos algunas gotas de colorante amarillo al azul que nos sobró del anterior, probando de a poquito hasta lograr el verde que nos guste. Recuerda que para cubrir las bolitas es necesario que el chocolate esté bien derretido, por lo que, cada tanto, vuelve a calentarlo.
 
Pasamos ahora las bolitas por el chocolate verde, hasta cubrirlas completamente. Pega encima el botón del colgante, y deja enfriar pinchando los palitos sobre el porexpán.
 
Mientras, tiñe la glasa de color amarillo.
 
Cuando el chocolate se haya enfriado sobre las bolitas, decora con la glasa a tu gusto. Si te fijas en la foto Nº 5 de la anterior figura, en este caso he utilizado la boquilla Nº 1 de la marca Wilton.
 
Deja enfriar la glasa al menos 30 minutos, y pasado ese tiempo, Colorea los dibujos hechos con glasa con colorante en polvo color oro, con la ayuda de un pincel fino.
 
Por último, repetimos el procedimiento con las tijeras para separar la bola del palito, y colocamos sobre el plato.
 
Y ya están listas!!! Te dejo, no obstante, un resumen del paso a paso de las Cake Balls Navideñas.
 
 

 Estoy muy contenta con el resultado. Ha sido un experimento, y ha salido muy bien. Además de quedar lindas, estas Cake Balls de coco están riquísimas. El coco les aporta un toque especial, al estilo bombón, así es que te recomiendo este relleno para tus cake pops (que son las bolitas con el palito, como las de este post).

 
 
 cake-balls-completo cake-balls-navidad

Bueno, qué te han parecido??

Espero que te animes a hacerlas para tu mesa de Navidad o Noche Vieja… O para regalar… Sin duda, en cualquiera de los casos, sorprenderás a los tuyos.

Me gustaría recibir tus comentarios… Estaré atenta a los mismos!

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Reply Anonymous 14 diciembre, 2013 at 17:57

    ME ENCANTA TUS TRABAJOS

  • Reply Mery bloguera 14 diciembre, 2013 at 23:11

    Qué chulada, estoy impresionada, de verdad, cuando he mirado la foto no pensaba que eran comestibles.
    Muy divertidas.
    Gracias

    • Reply FansCakes 15 diciembre, 2013 at 10:22

      Los míos tampoco lo creían cuando les invité a probarlas Mery, jijijijiji!!! Y les encantaron!!!

  • Reply El plegatin 16 diciembre, 2013 at 20:07

    Pero son tan bonitas que debe dar pena comérselas

  • Reply Sonia Sanchez Cano 19 diciembre, 2013 at 09:07

    Me ha encantado!!! Y sobre todo que está todo explicado paso por paso. Genial!!! 😉
    Creo que para esta navidad ya no me da tiempo, pero me quedo con la idea para las próximas.

    Besos
    Sonia

  • Reply Mar de fiesta 20 diciembre, 2013 at 15:33

    Ole, ole y ole. Son magníficas!!! Me encantan!!!
    Vaya trabajazao, pero te han quedado de lujo
    Besos

  • Respuesta

    Back to top

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies