Utensilios básicos para hacer cupcakes

Publicado el 5 noviembre, 2013 en Cupcakes

Hola!!!! Qué tal el fin de semana largo? Y Halloween?

Hiciste algo dulce?

 
Yo sí, y es que siempre me ha gustado hacer algún dulce para merendar el sábado o domingo. Costumbre que tengo desde muy niña. Mi madre, apasionada de la repostería, nos deleitaba cada fin de semana con algo rico para tomar con el té o el mate, como buenos argentinos que somos!
 
Yo este fin de semana hice un Bundt Cake de Calabaza y unos cupcakes para regalar a una amiga que ha sido mamá. De ambos te compartiré la receta, pero voy a empezar por los cupcakes.
 
¿Qué es un cupcake?
Un cupcake es un bizcocho individual, como las magdalenas, pero en este caso puede ir relleno y se caracteriza por tener una cobertura dulce y llamativa. Un cupcake es la porción perfecta de un pastel. Su consistencia es suave y su decoración y relleno deleitan al paladar por su delicado sabor. Los cupcakes son ideales para toda ocasión: bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, como regalo, o simplemente, para compartir tus mejores momentos.
¿De qué están rellenos y decorados?
Los cupcakes pueden ser de vainilla, chocolate, limón, etc. y pueden estar rellenos de mermeladas, dulce de leche, nocilla, pepitas de chocolate, y muchas variantes más.
La decoración es lo más atractivo de un cupcake, dado que en ella se plasman diversas opciones totalmente artísticas. Las cremas con que se decoran pueden ser de buttercream, crema de chocolate, crema de queso, o fondant.
 
 
 
 
En primer lugar, cupcakes es una palabra del inglés, y se pronuncia algo así como “capqueics”.
 
Y no tienes que ser profesional para hacerlos. Solo hace falta que tengas ganas, por supuesto que te guste la repostería, y un poco de creatividad. De hecho, ya te he contado aquí que yo soy autodidacta, y no he hecho ningún curso para aprender a hacer cupcakes. Sólo mirando recetas e ideas por Internet, puedes hacer maravillas! Y eso es lo que me ha motivado a hacer este Blog: compartir ideas y trucos para que te animes a hacer tú misma/o dulces ricos y bonitos sin necesidad de gastar mucho dinero.
 
Foto de mis cupcakes realizada por mi amigo y diseñador Sebastián Lamuedra

 
 
Eso sí, para hacer cupcakes hacen falta algunos utensilios básicos, porque si no te saldrá cualquier cosa, y la idea es que queden muy bien.
 
Por eso, te invito a leer este enlace que he preparado indicando los utensilios imprescindibles para hacer hacer cupcakes.
 
 
UTENSILIOS IMPRESCINDIBLES PARA HACER CUPCAKES
 
Lo primero que necesitas, por supuesto, es tener horno, o alternativamente una máquina para preparar cupcakes, pero me parece algo innecesario…  No sé, no la he probado, pero no me convence tener que gastar en algo así teniendo horno….
 
Partiendo de que ya tienes horno, a continuación, te indico los utensilios básicos para hacer cupcakes:
 

Molde:  Recomiendo un molde de acero. Vienen para 6 cupcakes o 12 minicupcakes. No recomiendo para nada los moldes de silicona pues deforman el bizcocho del cupcake y provocan que el papel de la cápsula se despegue. Si alguien ya los usa y no ha tenido problemas con esto, adelante, pero si no tienes ninguno aun, recomiendo que sea de acero.

 
Cápsulas de papel: Son indispensables para el horneado y –considerando que hay miles de modelitos y diseños- serán protagonistas de la presentación y decoración del cupcake final. En este caso, te recomiendo comprarlos siempre en tiendas de repostería especializadas o tiendas de artículos del hogar seguras. Actualmente se consiguen incluso en supermercados y tiendas low cost (como los chinos), pero suelen ser de pésima calidad y generalmente no brindan garantías sanitarias. Recordemos que debe ser un papel de calidad apta para el uso culinario, pues tanto el papel como el color del mismo pueden interferir en el bizcocho. Los he probado para consumo personal y te hablo con conocimiento de causa. Cuando usé los comprados en supermercados y en los chinos, el papel se despegaba del bizcocho e incluso el color del papel se transfería al bizcocho. Puajjj! 
 
Batidora eléctrica: Para el preparado del bizcocho del cupcake (lo que sería una magdalena sin decorar) no te hace falta batidora eléctrica, y puedes arreglártelas simplemente con tu varilla de batir o hasta un tenedor. Sin embargo, a la hora de preparar las cremas para el frosting (decoración) precisarás imprescindiblemente una batidora eléctrica, porque de lo contrario no sólo te dejarás los brazos intentando batir enérgicamente, sino que no lograrás nunca la consistencia idónea.
Yo te recomiendo en este caso una batidora-amasadora, como la de la foto (la que tengo yo), o esta que te enlazo aquí. Si tienes una batidora de mano, tipo “minipimer”, las vas a terminar rompiendo en breve (nuevamente, te hablo con conocimiento de causa: yo me cargué la mía!!). Hay algunas cremas, como el merengue suizo, que te exigen un mínimo de 12-15 minutos de batido a alta velocidad, que las batidoras de mano son incapaces de soportar y se terminan fundiendo. Otras cremas como la buttercream (crema de mantequilla) son cremas densas cuyo batido es mejor hacerlo con las varillas o aspas de mariposa. Al ser una crema de consistencia más densa, una varilla de alambre se terminaría rompiendo…
Yo tengo la batidora-amasadora de la foto, la compré por Amazon por poco más de 100 euros, y estoy encantada con ella. Me permite hacer todas las etapas de los dulces: desde la preparación de los bizcochos, cremas e incluso amasado de panes y bollería. También tengo ahora la Thermomix, pero para nada es imprescindible.
 
Vaciador de cupcakes: Personalmente me gusta rellenar todos mis cupcakes. Odio los cupcakes secos y sin relleno, así que en mis recetas verás que siempre te propongo un relleno en caso de que el bizcocho del cupcake no lleve alguna fruta incorporada. Para rellenarlos utilizo un descorazonador de manzanas, que puedes conseguir en cualquier tienda de artículos de casa y hasta en “los chinos”, donde podrás conseguirlos hasta por menos de 1€. Por el contrario, en tiendas de repostería especializadas conseguirás el “vaciador de cupcakes” por unos 5-6 euros, y como te comento, la función es la misma… 
 

Cuchara de helado: No es un imprescindible, pero es muy cómoda… Cuando tienes que ir rellenando una a una cada cápsula con la preparación del bizcocho, y considerando que debes rellenar hasta una tercera parte cada cápsula, lo mejor es tener una cuchara para servir helados. Puedes hacerlo también con una de cucharita de postre ayudándote con otra para volcar la preparación en cada cápsula, pero te puedo asegurar que así se pierde tiempo. Con la cuchara para servir helados tomas siempre la misma cantidad, y con simple “click”, ya tienes descargada la preparación en la cápsula. Ideal. 

 

Espátula: Sencillamente necesaria para aprovechar hasta la última gota de preparación. Recuerda que para rellenar una cápsula de cupcake bastan los restos que siempre quedan adheridos al recipiente donde preparaste el bizcocho. En este caso, la recomiendo de silicona, por su flexibilidad. Por supuesto, válida para todas las preparaciones de repostería.

 
Báscula o balanza de cocina: Para mí se ha convertido en un imprescindible y te recomiendo que si no la tienes compres una. Si bien en la cocina las medidas de las recetas son flexibles y puedes alterarlas a tu gusto, en la repostería las medidas y cantidades indicadas en una receta deben respetarse al pie de la letra, porque de lo contrario el resultado final no saldrá bien. Por tanto, regla nº 1 de la repostería: “que las medidas de los ingredientes sean exactas a las indicadas en las recetas”. Así que la báscula es uno de los imprescindibles para todo lo que quieras hacer en repostería.
 
 
Tamizador: Necesario para tamizar el harina y evitar que la preparación quede con grumos. Puedes reemplazarlo por un colador de alambre fino. Lo necesitarás para todas las preparaciones de repostería que lleven harinas.


Y PARA LA DECORACIÓN, TANTO DE CUPCAKES COMO TARTAS:

 
Uffff!!! Aquí sí la lista sería interminable, porque las posibilidades de decoración son infinitas….
Bueno, pero te oriento con los imprescindibles o básicos:
 

Espátula alisadora: (in)Necesaria para cubrir de frosting el cupcake antes de la decoración. Digo innecesaria porque en mi caso me parece más práctico hacerlo con un cuchillo liso que siempre tengo a mano.

 
Mangas descartables o desechables: Para decorar cupcakes y tartas. Las prefiero descartables porque son más higiénicas, prácticas y fáciles de manejar. Las de tela suelen ser porosas, y las de plástico suelen ser muy rígidas…. Pero si ya usas alguna de estas últimas y te va bien, pues adelante.
 
Boquillas: Hay multitud de boquillas para decorar, pero básicamente, para decorar cupcakes, te recomiendo empezar por estas:
Boquilla estrella semiabierta: Con esta podrás hacer varios diseños. Desde rosas, un bouquet de flores, el típico “copete”. En la marca Wilton es la 1M, y en la marca Parpen es la Nº 788. Con esta boquilla, a nivel principiante, no necesitarías más. Pero vamos a ver qué otras opciones básicas tenemos…
Boquilla redonda: Con esta podrás hacer la decoración tipo “serpiente enrollada”. En la marca Wilton es la 1ª, y en la marca Parpen es la C18. También puedes reemplazarla haciendo un simple corte recto en la punta de tu manga descartable.
Boquilla para pétalos: Con esta boquilla podrás hacer pétalos de rosas sobre un cupcake, y decoración de volantes tanto en cupcakes como en tartas (tortas, pasteles). En la marca Wilton es la Nº 104, y en la marca Parpen es la Nº 124.
Boquilla para hojas: Esta te permitirá formar hojas. En la marca Wilton es la Nº 366 y en Parpen es la Nº 115.
Boquilla pare césped: Como su nombre lo indica, con esta boquilla podrás hacer el césped sobre cupcakes y tartas, pero también hacer el efecto “pelitos” en peluches y animalitos. En Wilton es la boquilla Nº 233, y en Parpen es la Nº 234.
 

Colorantes: Imprescindibles para dar color a los distintos frosting (cremas), que es lo que en realidad marca la diferencia en un cupcake. Te recomiendo que uses colorantes en gel. Los consigues en tiendas de repostería especializadas. Y para empezar, te recomiendo que compres los colores primarios: rojo, amarillo y azul, y vas combinando para lograr otros colores. Y a partir de ahí, si vas a hacer más variedades de cupcakes, compras más colores.

 

Fondant: Es en el caso de que quieras decorar tus cupcakes con fondant o hacer figuritas modeladas para poner encima. Viene en blanco, negro y de distintos colores. A partir del blanco, y con los colores primarios, puedes obtener distintos colores. En el caso de que lo desees negro, te recomiendo comprar directamente el fondant de ese color, pues el negro es más difícil de conseguir. El fondant lo utilizaremos también para cubrir tartas. Lo consigues en tiendas de repostería especializada (o lo puedes hacer tú). Hay muchas marcas, pero personalmente prefiero Élite de Modecor. Es riquísimo de sabor, y súper manejable a la hora de cubrir tartas. Lo recomiendo 100%. 

 
Rodillo: Imprescindible para estirar el fondant. Te recomiendo que sea un rodillo de polietileno. El de madera no sirve para estirar fondant, puesto que no es completamente liso, y por tanto siempre deja “marcas” en el fondant derivadas de las fisuras de la madera. 
 
Cortadores con formas: Para cortar el fondant y decorar tanto cupcakes como tartas y galletas. Hay miles de opciones, así que no me voy a detener en este punto. Sólo te sugiero que busques en casa alternativas para cortar, por ejemplo, tapones de botellas de plástico, vasos, etc. Consigues una alta variedad de cortadores  con formas, así como los rodillos de polietileno en tiendas de repostería especializada y comercios low cost, como las tiendas chinas, a mitad de precio.
 
Y esto es parte del kit básico que necesitarás para hacer cupcakes. En mis posts te iré enseñando distintas propuestas en las cuales necesitaremos los distintos utensilios, y veremos cómo se usan en cada caso.

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply sara gordos 5 septiembre, 2014 at 10:13

    Por dios que buena pinta hace!!! Yo estoy empezando a jugar con mi nueva batidora. Antes había comprado batidoras baratas pero ahora me he decidido a comprarme una buena y ojalá pueda hacer maravillas como esta algun dia! un beso y gracias por la receta!

  • Respuesta

    Back to top

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies