Cupcakes de manzana con frosting de crema merengada… una fusión tentadora

Publicado el 29 noviembre, 2013 en Cupcakes
 
 
Me encantan los dulces que llevan manzanas… En todas sus variedades: bizcochos, pasteles, galletas, cupcakes. Vaya! de cualquier manera… Pero debo admitir, la manzana sola… pues no me atrae mucho… Pero una manzana asada… o la compota… hummmm, ya cambia la cosa…
 
Y otro de los sabores que descubrí en España y me fascinó, es la leche merengada. ¡Qué cosa más rica madre mía!! En el verano, mi helado preferido es el de la leche merengada, sin duda.
 
Y pensé hace poco que la manzana con la leche merengada podría ser una excelente combinación. Y aquí está el resultado: unos cupcakes de manzana con frosting de leche merengada.
 
 
 
¿A que se ven bien? Pues no te puedes imaginar lo ricos que están!! Tienes que probarlos.
 
Además de compartirte esta receta salida de mis experimentos (no es copiada), verás que no es tan complicado sacar sabores con los ingredientes naturales que tienes a mano. No hace falta que compres saborizantes y aromas artificiales para conseguir sabores. Y me refiero en concreto al frosting de leche merengada… Verás que fácil es.
 
CUPCAKES DE MANZANA Y LECHE MERENGADA
 
 
Ingredientes (para 12 cupcakes):
 
– 100 gramos de mantequilla
– 220 gramos de azúcar blanco
– 2 huevos
– 2 manzanas
– 1 cdta. de zumo de limón (jugo)
– 250 gramos de harina
– 3 cdtas. de polvo de hornear (levadura en polvo, tipo Royal)
 
Para el relleno:
 
– 2 manzanas
– 1/2 vaso de azúcar
– 1 vaso de agua
 
Para el frosting de leche merengada (crema):
 
– 100 gramos de claras de huevo
– 200 gramos de azúcar blanco
– 300 gramos de mantequilla
– ralladura de un limón
– 3 cucharadas de leche condensada 
– canela en polvo a gusto
 
Preparación:
 
Para empezar, y si estás empezando con esto de los cupcakes, te sugiero leer el post donde te indicaba los utensilios básicos para hacer cupcakes.
 
Precalienta el horno a 180º.
 
Coloca en el molde para cupcakes las cápsulas y reserva.
 
En el cuenco (bol) de la batidora, mezcla el azúcar con la mantequilla hasta unirlos y lograr una consistencia homogénea. Aparte, en otro cuenco, bate los huevos e incorporálos poco a poco.
 
Ralla las manzanas (con la parte de rallado grueso de tu rallador), agrégale el zumo de limón e incorpóralas a la preparación anterior mezclando todos los ingredientes. 
 
En otro cuenco mezcla los ingredientes secos previamente tamizados: el harina y el polvo de hornear, e incorpóralos a la preparación anterior. 
 
 
Rellena 3/4 partes de cada cápsula con la preparación. Si tienes, ayúdate con una cuchara de helados, así será más fácil volcar la preparación en cada cápsula con las mismas cantidades. 
 
Hornea durante 20 minutos aproximadamente a 180º, colocando la bandeja de cupcakes en el segundo nivel de tu horno (un poquito más abajo de la mitad), con calor de arriba y abajo. Recuerda no abrir nunca el horno antes de los 18 minutos, puesto que se pueden bajar y hundir en el centro si todavía no están hechos.
 
Cuando haya pasado el tiempo, introduce un palillo en uno de los cupcakes, y si sale limpio es porque ya están listos. Retira del horno y deja enfriar sobre una rejilla para lograr que se ventilen tanto por arriba como por abajo.
 
Para el relleno:
 
Pela las manzanas y córtalas en cuartos. En una cacerola pon el agua y el azúcar, e incorpora los cuartos de manzana dejando que hierva durante 10 minutos. Lo que has conseguido es hacer una compota de manzanas, que está riquísima tal cual, pero que para rellenar nuestros cupcakes la trituraremos hasta lograr un puré (con un tenedor o minipimer).
 
Reservamos.
 
Para el frosting:
 
Preparamos un Swiss Meringue Buttercream de acuerdo a la receta indicada en este post. Una vez lista, para conseguir el sabor de la leche merengada agregamos 3 cucharadas de leche condensada (o más, si te gusta profundizar el sabor) y la ralladura de un limón. Batimos bien, y listo.
 
El montaje:
 
Con un descorazonador de manzanas (o vaciador de cupcakes), quitamos el centro de cada cupcake reservando las tapitas de bizcocho que hemos retirado. 
 
A continuación, con un tenedor, pincha sobre la superficie del cupcake dos o tres veces. Seguidamente, moja con el almíbar de la compota tu cupcake, especialmente en el centro que has quitado, y sobre los agujeritos hechos con el tenedor. El objetivo es que el bizcocho del cupcake quede húmedo y con más sabor a manzana.
 
Ahora, rellenamos con el puré de manzanas cada huequito hecho en el centro de los cupcakes, y volvemos a colocar la tapita de bizcocho que retiramos antes.
 
Para decorar, he utilizado la boquilla de estrella semiabierta (1M de Wilton), haciendo un giro en el sentido de las agujas del reloj, de afuera al centro.
 
Para terminar, espolvorea un poco de canela molida encima de cada cupcake, y si quieres puedes decorar con unas ramitas de canela.
 
Están deliciosos!!! (y no lo digo yo nomás, sino mi marido y amigos que los probaron también!!).
 
 
 
 
 
Te recomiendo muchísimo esta crema de leche merengada para rellenar y decorar también tus tartas (tortas, pasteles), ya que el sabor está muy logrado y es delicioso y original. En ese caso, agrega la canela en polvo directamente a la crema y bate junto a la leche condensada y la ralladura de limón.
 
Recuerda que si te sobra crema puedes congelarla. Ya la usaremos para otras cosas. Vamos a reciclar y a economizar… 
 
¿Te gustó esta propuesta? Anímate a probarla, seguro repetirás.
 
Y para la semana próxima, tengo sorpresas…
 
Sígueme y lo sabrás…

También te puede interesar

No Comentarios

Respuesta

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies